Mini cheesecake navideño

viernes, 23 de diciembre de 2011 5 comentarios





























Fiestas, entrantes, principales, postres...¿qué preparamos? No tengo tiempo!! SOS se está haciendo tarde!!

¿Os suena esta historia? Se acabó, desde la Navidad de 2011 se tratará de preparar un menú con cosas que puedas dejar hechas con antelación, que no lleven mucho trabajo y ante todo, pocos platos deliciosos y que la gente disfrute. Nada de cien entratentes distintos que hacen que llegues al plato principal sin hambre... y nada de mejor que sobre que no que falte. Platos pequeños y el que quiera que repita, el que no quiera que llegue al siguente paso de la cena con hueco y no tragando por no hacerle un feo al anfitrión...

La idea de cara la navidad es preparar postres individuales que queda mucho más resultón a la hora de servir pero si no tienes recipientes o andas mal de tiempo puedes usar las  mismas cantidades para preparar un pastel grande. Venden unos vasos de chato muy económicos a los que puedes dar multitud de usos, si  te ha sobrado un poco de presupuesto te recomiendo que los compres.
En este caso yo he usado un aro de emplatar como molde.

Otra cosa más, cada año en estas fechas mueren demasiadas personas en la carretera, si tienes que conducir olvídate del alcohol y pásate a la cerveza SIN, no nos conocemos personalmente pero me gustaría saber que al terminar la Navidad seguirás leyendo líneas como éstas, por favor, sé responsable.




















 Ingredientes:

1 paquete de galletas de desayuno (las que más te gusten)
100g de  mantequilla
250ml de leche
200ml de nata para cocinar
2 sobres de cuajada
1 tarrina de queso philadelphia
1 tarro de mermelada de fresa (o la que más te guste, prueba con cerezas!!)
6 cucharadas de azúcar blanquilla
10 moldes individuales

Elaboración:

En primer lugar preparamos la base de galleta, como depende de la galleta que uses, necesitarás más o menos cantidad o bien necesitarás más o menos mantequilla, te recomiendo que piques medio paquete de galletas mientras fundes a fuego lento 50g de mantequilla.
Cuando la mantequilla esté fundida le añades la galleta picada y formará una pasta. Pícala más o menos gruesa en función de tu gusto.
Cubre el fondo de los recipientes en los que vayas a servir con la galleta, la capa puede ser más o menos gruesa también en función de gustos pero piensa que cuanto más gruesa más pesado el postre.
Puedes compactar bien con los dedos limpios para que luego el líquido  no se cuele por los lados.

Mientras reposa la base calienta un vaso de leche, la nata, el queso y el azúcar en un olla, en este caso le añadiremos también tres cucharadas de la mermelada que cubrirá el pastel, al ser de fresa le ha dado un tono rosadito precioso, importante ir removiendo bien. En cuanto rompa el hervor apagamos el fuego, añadimos la cuajada y mezclamos bien.
Dejamos enfriar durante unos 10 minutos y ya podemos verter la mezcla sobre la base de galleta.

Cuando esté todo frio lo metemos a la nevera para que se cuaje durante 2-3 horas mínimo. Una vez esté bien cuajado le añadiremos una capa de mermelado por encima y servimos.




5 comentarios:

  • Paquita dijo...

    Postre fácil de hacer y resulton.
    A quién no le gusta la cheesecake??
    Yo el año pasado me lie , me lie y al final terminé sin ganas de comer y con sobras para comer una semana.
    Este año no me pasa....
    Felices fiestas!!!!

  • Ana (a-freir-esparragos) dijo...

    Un postre delicioso. Hago todas las tartas de queso que puedo para ver las variantes porque me encanta. Totalmente de acuerdo en todo, esas comidas copiosas... uff... y cuidadito en la carretera siempre.
    Feliz Navidad Laura! Un besote!

 

©Copyright 2012 Cocinar es ponerse | TNB