Semola especiada sobre cama de pimiento asado

lunes, 30 de enero de 2012 6 comentarios






























El cous-cous nos encanta, la sémola es un ingrediente que acepta multitud de preparaciones pero es importante cocinarla correctamente para que quede suelta y ligera. Se se suele añadir mantequilla para añadir sabor y soltar los granos pero como ya sabéis, en 2012 no se usará más grasa que la extrictamente necesaria por lo que si sigues leyendo te cuento mi truco para que quede bien suelto.

Os dejo los ingredientes para dos, nosotros hemos preparado para tres y así dejar un platito para la cena pero nos lo hemos comido todo, lo sé somos unos zampones...

La receta de hoy se la dedico a María, tú ya sabes porqué.



Ingredientes:

200g de sémola de cous-cous precocido
200ml de caldo de pollo (si llevas prisa puedes usar una pastilla de caldo)
1 cebolla
1+1/2 cucharadita de comino molido
1+1/2 cucharada de perejil picado
1 cucharadita de pimentón picante
1 cucharadita de pimentón dulce
1/2 cucharadita de jengibre molido
1/2 cucharadita de canela
Sal y pimienta

2 pimientos rojos alargados
Aceite y sal

Elaboración:

Cortamos longitudinalmente los pimientos, le retiramos las pepitas, los salamos, añadimos un poquito de aceite y pasamos a una fuente de horno. Los horneamos durante 30 minutos (o hasta que estén totalmente caídos, blandos y dulces) en el horno precalentado a 200º. Cuando salgan del horno los dejamos enfriar, si la piel es muy gruesa la puedes retirar una vez estén fríos. No tires nada del jugo que dejan.

Picamos la cebolla en trozos de 1cm y la sofreímos en una cucharadita de aceite. Cuando transparente le añadiremos las especias, la sal y la pimienta. Mezclamos bien con la cebolla sin dejar de remover para que el calor despierte los aromas pero no se quemen.
A continuación añadiremos la sémola y el caldo.

Al estar la sartén caliente hervirá rápidamente y la absorción del líquido será casi inmediata. Seguiremos removiendo para que no se pegue a la sartén. El calor del fuego evaporará todo el líquido dejando la semola suelta y ligera.

Colocamos los pimientos sobre el plato, añadimos la sémola especiada y acompañamos con unos gajos de limón.

Buen provecho.




6 comentarios:

  • María dijo...

    Me encanta el colorcito que se le ha quedado al cous cous. Intentaré hacer como tú dices pero es que el sabor de la mantequilla es taaaaan rico....Jeje Besos

  • ANRAFERA dijo...

    Estupenda y exótica receta, me encanta. Intentaré hacerla, pues la probé hace un tiempo en un restaurante marroquí y me encantó.
    Saludos cordiales y ya te tengo en FAVORITOS, para siempre que pueda pasar por aquí y tomar buena nota de tus recetas.
    Cordial saludo.
    Ramón

 

©Copyright 2012 Cocinar es ponerse | TNB