S'hortet

lunes, 15 de octubre de 2012 15 comentarios





























Hoy tengo algo importante que contaros, nunca pensé que nuestro pequeño proyecto me proporcionaría una inyección de energía como ésta.
Hace casi un mes un compañero de trabajo me propuso alquilar 50m2 de huerto a medias y me pareció de lo más terapéutico así que a ello nos pusimos.































El primer día de trabajo se basó en sacar piedras grandes y llevar unas aromáticas sin espacio aún asignado. Fue cansado y duró más de lo previsto pero ya salimos de allí con buen sabor de boca. El bombardeo de ideas desordenadas era constante así que decidimos aventurarnos a todo.


 El dueño del terreno es un hombre de los más agradable, regala sabiduría y consejos para todo aquel que se tome algo de tiempo en escucharle.  Realizando una pequeña introspección, creo que las emociones que despierta en mí van unidas al recuerdo de mi abuelo en su forma de ser.

El jueves compramos planters de algunas lechugas y un perejil que añadir al romero y el tomillo que llevamos el otro día; las continuas lluvias de estos días unidas a nuestros turnos de trabajo imposibilitaron llevar a nuestras pequeñas a su nuevo hogar.

Esta mañana todo apuntaba a que el día sería lluvioso de nuevo pero ya no podíamos alargar más su estancias de acogida así que he llevado a nuestras pequeñas al huerto.
La llegada ha sido desoladora, los fuertes vientos del otro día lo había revuelto todo, las cosas habían quedado tiradas por todas partes y todo apuntaba a que la mañana sería larga.
Tras dudar de la posición correcta empecé a cavar hoyos para distribuir las plantas. He tratado de colocar juntas a las que se parecen pero la verdad que no tengo ni idea de qué es cada cosa.
Cuando me disponía a darle un nuevo hogar al romero surge el primer problema… plaga de hormigas! Os prometo que no he gritado por vergüenza, una cascada de hormigas me han caído encima, para que os imaginéis, la imagen era la de un vaso de agua derramado pero en lugar de agua era hormigas lo que caía.
 Tras superar la histeria inicial me dirijo al dueño del huerto en busca de soluciones y cómo no, allí mismo la encuentro. Me han vendido un insecticida lo más ecológico posible porque de no deshacerme de las hormigas hubiéramos tenido serios problemas.

Había pensado pasar por Leroy para construir una barrera en el fondo del huerto donde colocar las aromáticas además de unos sacos de tierra para rellenar pero una vez más allí me han dado la solución. Una carretilla de “caca de oveja” con tierra de lo  más económico. Segundo problema, la distancia del montón de estiércol a mi huerto es considerable y mi fuerza considerablemente inexistente así que el dueño se ha ofrecido a llenarme la carretilla y uno de los amigos del dueño a llevarla hasta mi huerto.
 La verdad, me he sentido un tanto inútil pero he agradecido de buen grado tanto mimo.
Resulta que además el hombre que me ha transportado la carretilla tan amablemente, me ha regalado semillas de rabanito, menta para incluir en la pastera para las aromáticas, un cruce de ajo con cebolla que es picante y una buena tanda de consejos.

Rodearse de buena gente que hace favores sin esperar nada a cambio te carga las pilas de energía positiva.

Una vez en mi huerto de nuevo he terminado con las hormigas, he construido un pequeño murito que espero que aguante a las lluvias que llegan y he plantado las aromáticas. He delimitado la zona donde he plantado las semillas de rabanito y dentro de 5 semanas ya podré recoger el fruto.
Los próximos trabajos serán comprar más planters y llevarlos al huerto.

En fin antes de irme he sacado algunas fotos de los huertos vecinos que están preciosos, lo que indica que con un poco de amor y trabajo nosotros también sacaremos grandes frutos.
He salido de allí con las pilas cargas, han sido tres horas de trabajo duro pero de los más agradable y al volver a casa no podía evitar sonreír sin motivo. Música alta y preparar un arrocito de sepia para comer.

Un beso a todos!!








15 comentarios:

  • Beatriz dijo...

    No sabes la envidia que te tengo, me parece muy chulo lo que habéis hecho. Ya veréis como pronto da su fruto y tenéis las mejores verduras y plantas aromáticas que se puede tener.

    Yo solo tengo una albahaca que está gigante y una planta de tomillo. Dan un olor muy rico!

    Y la pregunta que me has hecho en el blog del bizcocho, yo sustituiría por lo mismo, quizá un poco menos. Pero que sea un aceite de sabor suave :)

    Besos

  • jorgito dijo...

    Guapaa que de tiempooo que de tiempo sin entrar en su cocina... Jo me falta mas tiempo...!! Pedazo tierras sembradas de cosas tan ricas... Bueno ahora a esperar y a cuidarlo, en el mio solo queda lo de invierno y algunos pimientos que vendrá una helada y los dejará churruscados!

    un abrazo

  • Tuonela dijo...

    Qué suerte poder alquilar un terrenito y llenarlo de plantitas que se convertirán en cosas muy ricas y muy sanas (ten fe en la caca de oveja, da unos tomates para morirse :P). Me das muchas envidia, que lo sepas :D

    Un besote.

  • EL CLUB DE LA PUCHERA dijo...

    ENHORABUENA y bienvenida al mundo de la huerta, espero que te llene la vida como me la ha llenado a mi.

    Estas son las entradas de Huerta en mi blog.

    http://www.elclubdelapuchera.com/search/label/Huerta

    un saludo

  • antonia dijo...

    ay!! qué envidia!! yo he puesto en una maceta muy grande brocoli, remolacha y cebolla, y no sabes la ilusión que me hace! veo que tienes calabaza, cuándo las plantaste? a mi en septiembre me dijeron que ya no estaba a tiempo!

  • Sandra Montes dijo...

    Hola
    Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: montessandra22@gmail.com
    Sandra.

  • Romescaire dijo...

    Que huerto mas bonito! Yo tengo algo un poco mas grande como podrás ver si pasas por mi blog además del de cocina que es mi otra pasión! Encantado de conocerte, saludos y enhorabuena.

  • Capitán Rábano dijo...

    Osea... envidia no, ¡lo siguiente!, pelusa infernal. Que pasada, que gozada, que... madre mia, aquí me quedo para seguir lo más de cerca posible la evolución de tu huerto.

    PD: Di que sí, ¡los rabanitos son maravillosos!.

  • Iratxe dijo...

    ¡Esto me ha encantado!, tiene que ser una gozada comer las verduras de tu huerto. ¡Muchas gracias por tu visita y por tu comentario!, me quedo en tu cocina. Un beso,

    www.cocinaamiga.com

 

©Copyright 2012 Cocinar es ponerse | TNB