Risotto de calabaza

jueves, 30 de junio de 2011 7 comentarios


El risotto de hoy es el resultado de varios elementos acontecidos en nuestra vida durante estos últimos meses. Por una parte, la primera vez que probamos un risotto de calabaza fue durante la luna de miel, obviamente de una compañía italiana lo mínimo que podíamos esperar es buena comida, y dieron la talla.
El segundo elemento que configura el plato es uno de los libros de compré antes del viaje. Los ví de oferta en alcampo por unos 3€, inicialmente no me llamaron la atención que ya que lo que busco en un libro a parte de buenas recetas son fotos de calidad pero con el precio que tenían... lo compré sin pensarlo mucho más.

Así que como siempre un recuerdo de aquí, un ingrediente de allá y aquí os dejo mi versión del risotto de calabaza. Deciros que en la receta original proponen hacer un caldo de calabaza de la siguiente manera: poner caldo de verduras a hervir, cortar calabaza en trozos sofreir media cebolla picada fina y añadir la calabaza, añadir el caldo y triturar la calabaza. Sal, pimienta y nuez moscasda. Éste es el elemento líquido del risotto.
En mi caso he hecho un caldo con unas carcasas de pollo y un trozo de calabaza.

Por cierto, un besote Bea.
























Ingredientes:

200g de calabaza (150g para el risotto y 100g para el caldo).
50g de bacon.
1/2 cebolla.
1 rama de apio
40ml de vino blanco
1 litro de caldo (ver elaboración arriba)
50g de parmesano recién rayado
Sal, pimienta y nuez moscada

Elaboración:

Preparamos el caldo de manera tradicional solo que añadiremos 100g de calabaza.
De los 150g restante utilizaremos 50g para la base del risotto y los otros 100g los cortamos en tacos de unos 2cm y reservamos.

Picamos fina la cebolla, el apio y la calabaza, yo uso el robot de cocina y pico todo, se hace mucho más rápido. Para el apio es importante que al coger la rama se parta a la mitad, sacad las hebras centrales.

Pasamos la pasta resultante a una sartén caliente y un poco de aceite, añadimos al mismo tiempo el bacon y sofreímos durante 5-6 minutos. Añadimos el arroz y sofreímos durante un minuto. Acto seguido añadiremos el vino y lo dejamos evaporar para que elimine el alcohol dejando su aroma.

El resto de la preparación se basa en ir añadiendo cazos de caldo cada minuto o minuto y medio. Cuando tengamos el arroz a media cocción añadiremos el queso, corregimos de sal, pimienta y añadimos un poco de nueza moscada. Cuando digo un poco me refiero a la cantidad que cae cuando vuelcas el tarro una vez.

Para ser purista en este punto le añadimos una nuez de mantequilla, yo no se la he puesto porque el caldo de pollo ya lleva parte de grasas.
Cuando tengamos el risotto listo, tapamos y dejamos reposar dos minutos.




7 comentarios:

  • Blocita dijo...

    No soy mucho de risottos, será que la verdad es que soy malísima y me salen siempre como engrudo :) pero bueno, eso no quita que no sepa apreciar cuando los demás los hacen.

  • Lauchy dijo...

    oooooo... si te sale pastoso prueba a añadir un pelín más de caldo... será que o te quedas corta o que te pasas con el queso!! no desistas porque cuando le pilles el punto los prepararás con los ojos cerrados!!
    un saludo!!!

  • Lauchy dijo...

    Espe yo antes de emanciparme era la típica que solo comía cuatro cosas combinadas entre sí... desde que tuve vía libre en la cocina me encanta probar y los risotto son lo más!! estoy pensado en publicar una entrada con los enlaces a todos los grandes risottos que han ido publicando otros blogs...

 

©Copyright 2012 Cocinar es ponerse | TNB